Las 13 sociedades musicales de la Tierra del Vino reeligen a Javier Martínez como presidente comarcal para los próximos cuatro años

Tierra del Vino,

Las Sociedades Musicales de la comarca de la Tierra del Vino han reeligido a Javier Martínez como presidente comarcal de la FSMCV. Esta acción forma parte del proceso democrático de la Federación para configurar toda su estructura que, además de Junta Directiva, cuenta con 30 presidencias comarcales y 3 presidentes provinciales.

Las elecciones de los nuevos presidentes comarcales de la FSMCV se han celebrado tras la votación, el pasado 6 de octubre en el Palacio de Congresos de Valencia, de la nueva Junta Directiva de la Federación para los próximos 4 años, que será presidida de nuevo por Pedro Rodríguez.

Javier Martínez, que ha sido elegido por el 89% de los votos, es socio de la Unión Musical Utielana.

Javier Martínez, presidente comarcal de la Tierra del Vino

Es para mí un honor ser reelegido presidente comarcal de la Tierra del Vino y mi objetivo es seguir trabajando y luchando con todo el equipo de la zona por nuestras sociedades musicales”, ha destacado Javier Martínez.

Actualmente, la comarca de la Tierra del Vino cuenta con 13 Sociedades Musicales. Desde la FSMCV se ha destacado que disponer de una estructura comarcal es la clave que convierte a las Sociedades Musicales en principal elemento vertebrador de la Comunidad Valenciana. De hecho, uno de los proyectos más potentes de la FSMCV es su programa anual de actividades comarcales que está destinado a llegar al máximo número de municipios con el objetivo de implicar en ellas al mayor número posible de actores sociales.

Sobre la FSMCV

La FSMCV, que en 2018 celebra su 50º aniversario, agrupa a 550 sociedades musicales y sus escuelas de música (el 50% de España), cuenta con 40.000 músicos, 60.000 alumnos y más de 200.000 socios. Las Sociedades Musicales están presentes en el 95% de los municipios de Alicante, Castellón y Valencia de más de 500 habitantes, conforman un proyecto social y educativo único en el mundo y son el principal agente cultural de la Comunidad Valenciana, según la Universidad de Valencia, y aportan anualmente 40 millones de euros al PIB de la Comunitat Valenciana.