José Rafael Pascual Vilaplana dirige la Banda Simfònica de la Diputació de Tarragona

Tortosa, 5 de septiembre de 2016

Del 29 de agosto al 5 de septiembre, ha tenido lugar, en Sant Carles de la Ràpita, la concentración anual de la Banda Simfònica de la Diputació de Tarragona formada por alumnos seleccionados de los tres conservatorios regidos por esta institución: Tarragona, Reus y Tortosa. En esta ocasión el director José R. Pascual-Vilaplana, quien ya colaboró en el proyecto durante la edición del 2012, es el encargado de dirigir al conjunto en la gira de tres conciertos por la provincia tarraconense a celebrar en el Centre Cultural Infant Pere de Hospitalet de l’Infant, en el Teatre de Tarragona y finalizando hoy 5 de septiembre en el Auditori «Felip Pedrell» de Tortosa. El programa escogido bajo el lema «El mundo de los más pequeños» incluye distintas obras originales para banda basadas en temática infantil de autores como Percy Grainger, Jesús Santandreu, Thomas Doss, Kit Turnbull o Bert Appermont.

“El eje central de la interpretación gira entorno al mundo de la infancia. Por consiguiente, este año expresamos una doble satisfacción, tanto por la categoría y profesionalidad del maestro como por la temática escogida. El periodo de la niñez es esencial, por el futuro que representa, de forma que su crecimiento y formación tienen que responder a criterios culturales sólidos, tanto de conocimiento como de sensibilidad”, comenta Josep Poblet i Tous, President de la Diputació de Tarragona.

Quizás el trabajo educativo con los más pequeños sea de las actividades más reconfortantes, importantes y motivadores que existen. La música es parte fundamental en la formación integral del ser humano y esto no tendría que ser ningún valor de cambio. En el programa que la Banda Sinfónica de la Diputación de Tarragona ha preparado para este encuentro del 2016, encontramos varias propuestas de música original para banda, que tienen como nexo de unión el mundo de los más pequeños.

Empezarán con uno de los clásicos de banda más importantes del siglo XX, el maestro australiano-inglés Percy Grainger quién cómo es habitual bebe del folclore para terminar una bellísima Children’s March que refleja todo el nervio y toda la joya de vivir de aquellos que comienzan la vida llena de ilusiones.

También sobre canciones infantiles folclóricas, pero esta vez llegadas desde China, el maestro valenciano Jesús Santandreu compone una preciosista invención sinfónica con Chinese Children’s Songs Symphonic Invention. Las peculiaridades de la música china y sus ambientes rodean esta partitura escrita con un oficio creativo muy desarrollado.

Acabará la primera parte con una obra para reflexionar. El maestro austríaco Thomas Doss esparce toda su vertiente creativa para reflejar a The Colors of Tale, las sensaciones de una joven, Tale, ante el conflicto bélico israelí-palestino que le ha tocado vivir. Una caja de colores le hará imaginar todo el que estos representan en un mundo que le ha tocado vivir y que no entiende por qué. La segunda parte comienza con una reflexión sonora pensada para banda sobre un libro fundamental en la didáctica del piano: Kinderscenen op.15 de Robert Schumann, escritas en 1838 con la intención de recordar momentos de niñez del autor. El compositor ángulos, Kit Turnbull, hace una selección de cinco de estas treinta piezas, para envolverlas del ropaje bandístico que sirve, para reforzar la intencionalidad expresiva del original.

El concierto concluirá con una pieza llena de optimismo dónde de nuevo el mundo incomprensible de la Guerra hace reflexionar a un niño que encuentra con la música la esperanza para el futuro. A Celtic Child del maestro belga Bert Appermont se escucha la influencia del musical americano, el folclore celta y la música incidental para manifestar que al mundo de los más pequeños todo es posible y quizás que los grandes, deberíamos de no olvidarnos con tanta facilidad.